Carta Responsiva de Trabajo

La carta responsiva de trabajo es un tipo de documento verdaderamente importante, ya que puede servir para que un menor de edad se incorpore de manera efectiva y legal a un determinado puesto laboral. Veamos más detalles de este tipo de texto.

¿Qué es una carta responsiva de trabajo?

En primer lugar, lo que sabemos es que este tipo de carta está regida por la ley Federal de Trabajo, en sus artículos 22 y 23, donde se puede identificar a las personas menores de edad como seres “incapacitados de poder tomar decisiones por sí mismos”, motivo por el cual es imprescindible que exista una autorización de los padres, responsable del menor, o de los tutores, según sea el caso.

O sea, en una carta responsiva para trabajar también se puede aplicar el código civil federal, en su título séptimo que trata sobre la paternidad y su filiación. Por ende, vemos que se dictamina la responsabilidad, de forma civil o penal, sobre los problemas que pueda causar la persona menor que es incapaz de adquirir estas obligaciones, aunque estas pasarán hacia la persona que corresponda y se haga cargo de las decisiones que tome este.

Cabe destacar que muchas personas buscan “una carta responsiva de trabajo para mi hijo”, pero esto no significa que sea aplicable para todos los casos. Por ejemplo, siempre implica que los menores de 14 años no puedan ejercer sus obligaciones de ninguna manera. También esta medida es aplicable para aquellos menores de 16 que no hayan acabado sus estudios obligatorios, razón por la cual es útil para los menores de 16 y 17 años, que podrán tener un salario y ejercitarse en un área determinada según las acciones a las cuales fueron asignados.

Cabe destacar que el padre, madre o tutor del menor de edad tendrá la potestad de limitar el uso de la autorización. Por ejemplo, este podría dictaminar que su hijo/a solamente trabaje durante los meses de vacaciones o con una carga horaria determinada, por lo que se pueden añadir distintas cláusulas.

Otra posibilidad es la carta responsiva de riesgo de trabajo, donde alguien se hace cargo de cualquier eventualidad ante empleos que tienen ciertas complicaciones. Es decir, puede servir para proteger al trabajador o a la empresa, en caso de que surjan complicaciones durante las prácticas.

Por ejemplo, muchos clubes de fútbol tienen este tipo de medidas con sus jugadores, ya que las lesiones, que son habituales, no implican romper el vínculo de contrato. Es más: suele ejercitarse una renovación automática en caso de que la persona se lesione y esta lesión abarcase una recuperación o intervención durante la finalización del contrato, por lo que este se extiende automáticamente.

Por ende, se puede pedir una carta responsiva en distintas circunstancias. Por ejemplo, si una empresa u organización promulga actividades físicas de riesgo, si un club deportivo necesita un determinado formulario, si una compañía de viajes necesita la responsabilidad escrita de los clientes, entre otras.

Tipos de cartas responsivas de trabajo

Como habrás intuido, existen distintos tipos de cartas responsivas. Por lo tanto, cada una de ellas implicará una responsabilidad diferente. En todos los casos, el emisor asume la responsabilidad de alguien. Siguiendo con lo anterior, cuando un menor de edad pretende ingresar al mercado del trabajo, su apoderado se hace cargo de todas sus acciones y decisiones, asumiendo el derecho por la imposibilidad de que este los ejerza.

Es decir, como es menor de edad, legalmente (debido a la Ley Federal del Trabajo, en los artículos 22 y 23), no tiene capacidad de decisión. Entonces, los padres lo autorizan y se hacen responsables. Además de este caso, también existen variantes:

  • Actividad física. Se trata de una de las más habituales. Por ejemplo, podría suceder que una determinada organización de voluntarios que otorga actividades físicas que podrían generar riesgos o lesiones firmen determinadas exenciones. Por ejemplo, pueden incluir partidos de fútbol, natación, clases de baile, rafting, entre otros.
  • Viajes. Los servicios de viajes también podrían generar una exención para los que emprendan el rumbo. Esto genera que, ante cualquier eventualidad, la empresa no se haga cargo de lo que suceda.
  • Eventos o festivales. En determinadas ocasiones, podría ocurrir que las empresas organizadoras también pidan a las personas que firmen esta carta. Esto suele ocurrir en las maratones, las carreras de bicicletas, los festivales deportivos e incluso en algunos recitales.

Cómo hacer una carta responsiva de trabajo

Seguramente, a estas alturas, necesites saber la información esencial para realizar una carta responsiva de trabajo. En general, existen algunos lineamientos que podrías implementar a la hora de redactarla.

Al principio, el lugar y la fecha deben ubicarse en la parte superior derecha, mientras que en la izquierda deberá aparecer el remitente, es decir, la persona a la que va dirigida. Igualmente, puedes dejarlo en “A quien corresponda”, aunque siempre es mejor tomar un sentido más personal.

Luego comienza el cuerpo, mediante una introducción. Es decir, deberás dejar por sentado cuál es la intención de esta carta, de una manera formal, pero sin necesidad de que sea un lenguaje difícil de comprender. Este párrafo sirve para que la persona no se alarme de tus intenciones y comprenda qué es lo que podrá leer a continuación.

Es decir, se establece la voluntad de la persona que está escribiendo, siempre manifestando quién es el emisor y sobre quién se ejerce la responsabilidad, motivo por el cual se debería dar los datos personales del padre y del hijo, por ejemplo. Luego, verás que deberás desarrollar lo anunciado anteriormente, explicando todos los detalles del cargo que asumirás.

Finalmente, te despedirás de una manera formal, dejando toda la información de contacto necesaria para que se contacten contigo, en caso de que sea necesario. Por lo tanto, tiene una estructura similar a cualquier forma de comunicación, aunque es importante que queden explícitos los objetivos de este escrito.

Modelos de carta responsiva de trabajo

Existen distintos modelos de cartas responsivas de trabajo. Por ejemplo, podría ocurrir que tengas que llenar un formulario donde te comprometes con el reglamento para un deporte. En tal caso, podría aparecer lo siguiente:

Nombre:______Dirección:_____________

Ciudad:_________________País:______________________

Teléfono:____ E-mail:____________________

Fecha de nacimiento:_____/______________/__________

Edad: ___ Alergias: __________________________

Operaciones: __________________________

Tipo de sangre: __________________________

Luego, aparecería algo como lo siguiente:

Por medio de la esta carta declaro que pude leer lo establecido en el reglamento, comparto sus indicaciones y me comprometo a respetarlas. Soy plenamente consciente de que la actividad que realizaré implica un riesgo, accidentes y/o lesiones. Asumo que me encuentro en excelentes condiciones físicas y soy capaz de practicar este deporte.

Además, dejo constancia de que no estoy bajo influencias del alcohol, drogas o cualquier tipo de sustancia que pudiese afectar mi normal performance. Además, asumo que soy sujeto de derecho para que se me apliquen las penas correspondientes, en caso de que incumpliese con lo aquí dicho.

También acepto el hecho de no levantar ninguna demanda por cualquiera que sea la causa. Eximo y deslindo a la empresa de cualquier responsabilidad por cualquier daño, robo, lesión personal, muerte o cualquier eventualidad donde yo sea el protagonista. Es decir, soy plenamente consciente de que asumiré las consecuencias.

Además, admito recibir atención médica en caso de que así lo requiera y no tenga la capacidad de asentir en el momento. También acepto no demandar a aquellos que me atiendan, sea de manera directa, a través de los médicos, o indirectamente, mediante la empresa que me brindará los servicios.

Admito bajo juramento que toda la información aquí mencionada es cierta. Soy quien digo ser aquí en el documento y ejecuto esta carta en libertad de decisión. Además, soy mayor de edad y firmo este documento bajo mi propia voluntad. Acabo admitiendo que comprendo perfectamente la documentación y que mi firma dejará constancia de que cedo mis derechos legales en este evento.

Otra posibilidad es la carta responsiva para trabajar, algo ideal para los padres que quieren insertar a sus hijos en el mundo del trabajo.

Buenos Aires, 11 de mayo de 2020

Lic. Gonzalo Néstor Lopesson

Empresa Mr. TikTok

Espero que este medio pueda ser útil para expresar que mi hijo, Lucas Mendilarzu, de 17 años de edad, solicitase empleo a la compañía a la que está dirigido. Además de pedirle expresamente que lo considere para el puesto, asumo la responsabilidad de que mi hijo trabaje, por lo que me hará cargo de esta posibilidad.

Además, encontrará adjunta una copia de mi documento de identidad, además de un comprobante de mi domicilio. No dude en contactarme ante cualquier consulta. Quedo a sus órdenes.

Atentamente

_________________________________

Gonzalo Néstor Lopesson.

E-mail: huevolope@gmail.com

Por ende, habrás visto que hay ciertos datos que deben aparecer a la hora de redactar una carta responsiva de trabajo. Básicamente, deberá implicar un lugar y fecha en la que se redacta, para que aparezca una determinada vigencia y validez. Además, se debe indicar el nombre y apellido de la persona que se hace responsable, pero también del menor a cargo. Además, realizar copias de documentos importantes podría sumar para darle una impronta más seria al texto.