Carta de Permiso

Seguramente, en algún u otro momento, hayas necesitado redactar una carta de permiso. Como no todo el mundo sabe específicamente de qué se trata, decidimos recopilar toda la información necesaria. Por lo tanto, encontrarás su definición, sus utilidades y los distintos modelos pertinentes para enviarlas.

¿Qué es una carta de permiso?

Una carta para solicitar un permiso es un texto que generalmente se suele dirigir hacia el departamento de recursos humanos de una determinada compañía. Es decir, siempre habrá una persona encargada de revisarla, de forma tal que te pueda otorgar algún tipo de autorización para que no concurras al trabajo por una determinada cantidad de horas o días, siempre de acuerdo con el tipo de necesidades o justificaciones que adjuntes en tu petición.

Es por esto por lo que redactarla correctamente es esencial. En primer lugar, la motivación que tengas deberás ser pactada o acordada con la parte que tiene poder sobre tu contrato, es decir, la empresa a la que se lo adjuntarás. Si no expresas bien tus motivos -especialmente, cuando no lo contempla la ley-, puede que no consigas lo que te encuentras buscando.

La realidad es que siempre deberás ser concreto, aunque también sincero, motivo por el cual estarás ausentándote de la empresa por un período, aunque asegurándote de volver. La realidad es que la compañía, si no te tiene presente, podría perder ingresos. Esto se vuelve especialmente relevante cuando ocupas un puesto importante o el tiempo de ausencia es largo.

En este sentido, existen varios tipos de cartas de solicitud de permiso:

  • Solicitud de permiso por salud. Básicamente, implica que tienes alguna afección o problema de salud, incluyendo lo mental, que te impide hacer la tarea para la que fuiste contratado. En ocasiones, puede que se te permita realizarla, aunque la sugerencia es que te ausentes por un tiempo. Sea como sea, la salud es lo primero, por lo que estará completamente justificado -incluso por ley-, que la falta sea garantizada.
  • Carta de solicitud de permiso estudiantil. Esto se da especialmente en aquellos jóvenes trabajadores que compensan sus empleos con los estudios. Pues bien, puede que tengas que rendir un examen o que simplemente te pidas un día de estudio estipulado en el concreto. En tal caso, deberás avisar y se te concederá.
  • Por viaje. Aquí es un poco más complicado, ya que, en caso de que no viajes en vacaciones, tendrás que argumentar un poco tu situación. Es decir, no se trata de una imposibilidad o responsabilidad, sino de un deseo.
  • Por motivos personales. Este punto puede ser realmente amplio: desde la pérdida de un familiar hasta peleas con tus seres queridos o un simple período de estrés. En tal caso, dependerá de la compañía ver si aceptan o no tu petición, puesto que podrían considerar que “no se justifica”, de ahí a la importancia de persuadir.
  • Por evento. Podría ingresar perfectamente dentro del motivo anterior, pero la realidad es que, en ocasiones, tienes un evento que programaste con anticipación y no puedes cancelarlo. Por ende, podrías compensar ese o esos días agregando horas extra en el futuro.

Cómo escribir una carta de solicitud de permiso

Del mismo modo, para poder escribir eficientemente una carta de solicitud de permiso se deben respetar ciertas pautas o tener en cuenta algunas cuestiones de relevancia. En primer lugar, podríamos decir que es fundamental realizar nuestra petición de manera breve y concisa, ya que no hay que dar argumentos en exceso, salvo que se justifique.

Aunque, en algunos casos, debamos convencer a alguien, lo fundamental es que eso se realice en persona. O sea, puede que tengas un texto preparado para sugerir que sería un aliciente que te den el permiso, pero podría sonar como una especie de situación incómoda, motivo por el cual quizás piensen que los intentas coaccionar.

La cuestión de base es que la redacción tampoco sea estrictamente formal, aunque tampoco deberás caer en un estilo completamente impersonal. Siempre deberás escribir con respeto, con un estilo que se adapte a tu personalidad. No será una redacción fría, pero tampoco sería una carta que le harías a un amigo o a tu pareja. Un ejemplo sería el siguiente:

Ciudad, Fecha completa (Fecha en la que redactaste la carta)

Sr o Sra (el cargo que ocupe o puede ser su nombre)

Solicito ante usted, previamente, un permiso laboral de (los días que no estarás presentes) correspondientes a la semana (la semana y los días que te vayas a ausentar), por el siguiente motivo (explicas la razón que argumente la razón por la que faltarás ese día).

Sin más que mencionar

Agradeciendo la atención, que tenga un buen día.

XXXXX (Tu nombre)

(Firma)

XXXX (Nombre de la empresa)

XXXX (Dirección de la empresa)

Att. (Cargo del encargado)

Algunos consejos para escribir tu petición

Si deseas solicitar con éxito un permiso laboral, deberás ser capaz de justificar por qué necesitas faltar durante un período de tiempo. O sea, las razones que adjuntes influirán sobre la decisión final. Por ende, no siempre la carta será el punto final del resultado, ya que, la mayoría de las veces, buscarán concretar una reunión rápida para que les puedas explicar en persona la solicitud.

Es por esto por lo que se recomienda que la carta no sea demasiado extensa. Aunque es un escrito formal, tampoco debe sonar que pides un “sí” misericordioso, especialmente si se trata de un aspecto legal que deben otorgarte. O sea, la petición, en sí misma, está justificada en estos casos, aunque con otros, donde depende de la voluntad y no de lo jurídico, la cosa puede cambiar.

Un ejemplo perfecto es el de los días de licencia por maternidad o paternidad. Al margen de lo que suceda con la ley (es decir, los días que efectivamente te correspondan), deberás avisar en caso de que sientas que te hace falta más tiempo. Por ende, podrás hacerlo de una manera formal, explicando brevemente tus intenciones, sobre el pedido que le haces a la autoridad correspondiente del ámbito laboral en el que te desenvuelves.